martes, 22 de junio de 2010

Hilos sueltos del volatinero

-

Asisto a la devastación de lo suntuoso con los ojos vendados por una seda oscura.

Por este camino de hilos sueltos, sobre hebras hiladas para maniatar los sentidos interpuestos, subo hasta colocarme al lado de la razón, lejos del suelo.

El muchacho de ayer, Ludwig, todavía reúne piedras para levantar una casa arrasada por el vacío posterior a los vientos, en el sitio donde nuestra inconstancia reposa como una inveterada roca vespertina, asida a su reducto telúrico, imposible de tornar estancia habitable. Cuando las examina no advierte que ninguna ajusta sus bordes y no existe argamasa para juntar tales desaciertos.

Iba a mudarse contigo, ¿a la Villa de París? Eso queríamos instituir, ¿socorros mutuos? Y no pensábamos en Francia, sino en el edificio donde hubo una sedería oscura, un fumadero de opio, una botella de ajenjo.

También conozco a un volatinero epilogal que me convida a recorrer su hilo resuelto con una venda sobre los ojos de la devastación.

Fotos: Edificio "La Villa de París" (1920-2010). Sagua la Grande.
-

5 comentarios:

Dissortat en l'exili dijo...

Bellas palabras y hermoso edificio. Un edificio que evoca situaciones como las que nos dices y muchas otras más que se me ocurren...

Un beso

Yuris Nórido dijo...

Oye, veo que compartimos más de una obsesión... También a mí me llaman los edificios antiguos, lo que sobrevive de viejas glorias. Es una atracción que duele sin embargo. Me han dicho que tu ciudad es preciosa (algo he visto en tu blog), me encantaría ir a hacer fotos un día... Lo haré seguro. Un abrazo

Maykel dijo...

Querido Dissortat, ¿brindamos con ajenjo?

Yuris, esto es un imperio caído.

Como decía María Zambrano, a quien he citado aquí desde el principio, donde la ausencia es mayor que la presencia somos ruina.

Abrazos.

Anónimo dijo...

No tienes que venir Yuris Norido, aqui te mando las fotos:

http://picasaweb.google.com/SAGUAFOTOS/LATRISTESAGUA#5453115978569920322

O de lo contrario entra en Sagua Muerta (Blog) y veras la gran verdad.

Gino dijo...

Al que escribe arriba:

Al menos invéntese un nombre, el ser “anónimo” lo degrada y lo hace poco creíble, pésima calidad de las fotos por demás, no se ensucian los buenos intentos, al menos no anónimamente. Ahhh y estuve en el blog que recomienda, Silencio.