martes, 24 de febrero de 2009

Un cartel que dice "se vende"...

--
Tengo que abandonar. Agradezco a los últimos que transitaron: Sofía y el Peregrino, por la amistad ofrecida. A Reinaldo Cedeño espero verlo aparecer en Sagua a bordo de un vapor de travesía. Jueves tal vez lo atribuya todo a la sinrazón. La intención de explicarme –confieso que me ronda- parece muy fatigosa. El mensaje de Yolanda obliga a redactar esta nota.
Astrolabio-Libélula, mi única sibila, desentierra el tarot. ¿Vuelve el ciclo al principio según las reglas del eterno retorno?
De Noche no me despido mientras confíe en el don que me atribuyen para descifrar la noche.
Para Animal de Fondo, siquiera en la última línea, un pasaje de “El crepúsculo” de la habanera Rosa Krüger (1847-1881):

Por eso cuando triste y vacilante
Huellas del campo la verdosa grama,
Su voz apaga el arroyuelo ondeante
Que en el ameno valle se derrama.

8 comentarios:

Jueves dijo...

Te lo compro... Huy, quiero decir... ¡te recojo!... O te recordaré, o te echaré de menos...

No sé cómo la sinrazón podrá respirar sin red ahora. Animal, Maykel y otros seres de distancia cercana... ¿Qué vamos a hacer?

Bueno, pues te lo alquilo... ¡O te ayudo en el derribo! Y luego nos vamos a tomar un lo que sea a donde también sea...

Gracias por todo. Porque salte y encontré tu red.

Un abrazo, compañero.

Harold Santana Gaínza dijo...

Pero, ¿Cómo abandonas, sales del camino, entregas tus armas,Nictálope? Tú, el cronista-poeta que revivió al amolador de tijeras olvidado... Un Guerrero de la Luz cambia de camino, pero no abandona la su ruta. No cierres la ventana de tu mundo, a tu visión en las oscuridades.

Animal de Fondo dijo...

Querido Maykel: Sencillamente no te está permitido dejarnos; tendrás tus dificultades, como yo las tengo todavía, pero hay muchas cosas que tenemos que hacer juntos, Rosa Krüger entre ellas.
Habrá que relanzar la idea del blog colectivo, que nos permitiría ausentarnos por temporadas, cuando no podamos, como ahora no podemos; yo no he insistido porque todavía no terminé con las obras. No obstante, la casa me está quedando bastante bien.
Tenemos muchas cosas que decir; ¡Qué hermosas tus palabras, Jueves! La sinrazón no se quedará sin red, pero hay que hacerla más amplia y más compartida, no nos queda otro remedio.
Y para aportar una prueba de lo que digo, que hable César Vallejo:

Al fin de la batalla,
y muerto ya el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: "No mueras, te amo tanto!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Se le acercaron dos y repitiéronle:
"No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: "¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: "¡Quédate, hermano!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vió el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar...

Libélula dijo...

Mi querido Auriga.

Hoy la Sibila llora porque entre la hojarazca no había un tarot que me diera pistas. Se deshizo con la lluvia o entre los dientes invisibles de las hermosas y sonrosadas lombrices. Ahora es Humus. El Humus es bueno para crecer, lo sabe aquel árbol del que nos regalaste sus anillos apollados en el toro árbol que crecía.

No hay tarot, pero quedan las lineas, las de la mano, las escritas, las vividas...

No puedo saber por la hoja seca, el porqué de tu partida. No me acostumbro aún a ver cerrar una villa, un Templo.. Espero que como en Jardín no se derrumben nunca los muros ni las lagartijas pretendan hacer corredores entre los retratos en sepia.

Mi Viajero, te necesitamos. Están las vírgenes, está el camino, hay tantas deudas!!! Y yo que puedo ya cumplirlas, todas, todas.. qué he de hacer para que regreses? Es la maldita circunstancia del agua por todas partes? SOn los trolls del bosque no te dejan asomarte a la ventana? Son esos billetes de jugar con los que se pagan cosas, entre ella la red de telaraña llamada Internet? Dános un pretexto, uno solo que podamos aliviar entre todos, uno solo.. aún siendo viajero no me acostumbro, viajero, a los muelles, los pañuelos, los barcos que pastan y se van.

Regresa, regresa, regresa... con quién he de jugar a los yaquis?

Mis mariposas no saben, mis gatos tampoco, el paje solo duerme y vivgila, y yo, frente a la hoja seca intento, intento fabricarte un tarot con los restos de un antiguo naufragiok, intento componer vírgenes, intento espantar el silencio de isla....

regresa... aun no eres Ulises, yo te bautizo, te bautizo como fuego, todos los fuegos el fuego..... y mientras tenga ramas secas el Bosque, te alimentaremos.

Tarot dijo...

Es una pena, ahora que recién descubro tu blog.

Que seas feliz y tengas suerte en todo.

Besos.

El peregrino dijo...

Estimado Nictálope que ves en la noche, a la hora de tu partida, te dedico este verso del canadiense É. Nelligan (del poema Un poète):

Laissez-le s'en aller; c'est un rêveur qui passe;
C'est une âme angélique ouverte sur l'espace,
Qui porte en elle un ciel de printemps auroral.
Riez de lui!... Qu'importe! il faut mourir un jour...

Éxitos y síguete pasando por los opusculosdeunperegrino.blogspot.com
Ojalá algún día yo también pueda ver esa Sagua de la que me han hablado tantos blogueros cubanos.
Saludos desde la fría y andina Bogotá.

Dissortat dijo...

Llegué tarde y lo siento. Leeré todo lo que pueda de tu blog, ya pasado.
Desde el antiguo Mediterráneo te saludo.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Maykel, llevo días esperando un "melo pensaré mejor, tal vez vuelva, será por un tiempo...", sigo esperando por una frase que me diga que lo bueno no tiene por qué ser efímero...
Te estaré esperando, y sea cual sea la razón, espero que estés bien, un abrazo, lleno de buenos deseos y ánimo