martes, 24 de mayo de 2011

Al que sueña que le he matado

-

El campo desciende hacia el flujo desnudo,
culmina la bajada con una línea abrupta;
un puente cubre esa articulación
de sendos mundos inconciliables.
La música hiela sobre el campo.

El muerto y yo -reconciliados
y ciertos camaradas-, luego
de advertir que acude una tremolina
de horas y la enemistad
se resuelve con una oración
por nuestras almas,
deliramos juntos con el postrer asentimiento.

El asesino que soñabas te ha visitado
y ya se despide.
Has tenido una muerte
de soplos apacibles y tu ánima
sigue lejos de mí, lo mismo que vivía.

_____
Foto: Escalinata en el río Sagua la Grande.

5 comentarios:

◊ Dissortat ◊ dijo...

Puede que haya sentido lo mismo que escribes, pero no lo hubiese podido expresar así ni en quinientas vidas que tuviese y que "aquella" ánima siguiese lejos de mí, lo mismo que vivió.

Me duele.

Un fuerte abrazo, hombre-niño bueno.

Maykel dijo...

Querido amigo, sigo niño, dices bien.
Un abrazo grande.

Gino dijo...

Te robé una frase y la usé en un poema.
Soy un Ángel malo.

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Eliana Villarreal soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a eliana.villarreal.bravo@hotmail.com
Eliana Villarreal

Noche dijo...

TE EXTRAÑOOOOO!